Conoce a Ana María

08 March 2017

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.
 

El deporte como una forma de vida

"Todo en la vida es un proceso"

Ana María Giraldo nació en Manizales, la capital cafetera de Colombia.  Tiene como profesión la Ingeniería Industrial, pero su pasión por el deporte la ha llevado a vivir grandes experiencias dentro y fuera de su país. Ingeniera, montañista, nadadora de alto rendimiento, guía de montaña en el Parque de los Nevados, Ana María cuenta con grandes cumbres en su bitácora. En 2007, junto a las también colombianas Katty Guzmán y Mónica Bernal, ascendió a la cima del monte Everest, la montaña más alta de la Tierra (8.848 metros).

Otra parte importante en su vida es su empresa “Kumanday Adventures”, agencia de turismo de aventura y naturaleza. La fundó junto a 2 socios para mostrar la diversidad de ecosistemas y los paisaje de Colombia a viajeros de todo el mundo.

Ana, además de empresaria y deportista, es esposa y madre. Dedica la mayor parte de su tiempo a su actividad favorita: convivir con su familia conformada por su esposo y sus 2 hijos, Simón y Rafael: “Me encanta pasar tiempo con ellos”.

Llegando paso a paso a la cima del éxito

Desde los 8 años empezó a practicar natación y consiguió su primer triunfo contundente a los 15: después de 3 años de entrenamiento, alcanzó la primera posición en la categoría para la distancia de 6 km en aguas abiertas. Esto le valió la clasificación al Mundial de Francia. “Cada competencia a nivel internacional implicaba destinar unos recursos que mi familia no tenía, pero mis padres me enseñaron a hacer lo necesario y a tomar acción para hacer de las cosas una realidad”.

A los 18 años, se retiró de la natación para especializarse en carreras de aventura, que mezclan diferentes disciplinas, y así fue como comenzó con el montañismo. Fue parte de la Expedición Colombiana 7 Cumbres y ahí descubrió lo apasionante de pasar tiempo en las montañas. En  2007, Ana María alcanzó la cima del monte Everest: su mayor logro obtenido con el alpinismo hasta el momento. “Para mí el éxito está definido por la felicidad. El éxito yo no lo mido en cuántas cosas tengo sino en que tan feliz soy cada día”, asegura.

Sueños que se materializan

Ana María se considera una persona exitosa pues ha hecho con su vida lo que soñaba hacer de ella, llevando a cabo todas las cosas que ama. Ana confiesa que no ha sido fácil lograr esta realización, pues ha conllevado grandes esfuerzos y sacrificios, pero al final, han valido la pena: “He conformado además una familia sólida, vivimos momentos llenos de amor y tranquilidad, para mí eso es el éxito”

Ana recuerda a sus padres, Diego y Aura, que ya no están con ella pero como parte de su enseñanza le dejaron la siguiente pregunta: “¿Y ahora para dónde vas?”. Esto le hizo aprender como la vida cobra sentido mientras siga habiendo un nuevo lugar hacia donde ir y una nueva meta. “Hay muchos sueños por alcanzar, sueños de viaje, de pasar más tiempo en las montañas, sueños de escribir un libro con esas experiencias”.

Tomar acción cada día 

Ana María aconseja a todas las personas que escriban, dibujen su plan y establezcan una rutina para dedicarle tiempo cada día a realizar su sueño. Poner las cosas en un horizonte de tiempo sirve para fijar metas, establecer límites y también acciones a emprender: “Compartan ese sueño con otras personas que puedan ser una conexión para llevarlo a cabo; busquen aliados, nadie es capaz de construir cosas solo”, concluye.

Para conocer más, visita su Página.

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.