Conoce a Daniela

08 September 2016

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.
 

Negocios que sirven

"Los negocios sociales como un vehículo para trabajar por la paz y por un mundo más justo"

La historia de Daniela empieza con su abuelo, Manuel Velasco Suárez, un neurólogo y neurocirujano proveniente de Chiapas, que cofundó durante la Guerra Fría una organización de médicos contra la Guerra Nuclear (IPPNW), galardonada con el Premio Nobel de la Paz (1985). “Mi abuelo ha sido la persona que me ha inspirado para hacer lo que hago y me enseñó a servir. Él luchaba a favor de la paz y de la vida y decía que el hombre no vale por lo que sabe, mucho menos por lo que tiene, sino por lo que sirve”. Con este antecedente, Daniela creció con un sentido de servir al mundo.

Participó en distintas actividades de acción social y estudió un diplomado en responsabilidad social empresarial. Fue descubriendo que su vocación de servicio era a través de la acción y los negocios cuyos objetivos son resolver problemas sociales. Durante 8 años trabajó con Sam Pitroda, asesor del Primer Ministro de India, asesorando gobiernos en México e impulsando proyectos para el desarrollo del país. Fue Directora de la Fundación Cacao México por 3 años, con el fin de rescatar el cacao de origen mexicano; trabajó en la capacitación a campesinos, contribuyendo a combatir el cambio climático y generando empleo en comunidades marginadas y de escasos recursos. Tomó un curso con el Premio Nobel de la Paz, Al Gore, para convertirse en un líder contra el cambio climático.

Un día, recibió un correo de Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz, invitando a la Fundación a la Cumbre Mundial de Negocios Sociales en Viena (Global Social Business Summit). “En ese viaje entendí que al depender de donativos se limita la ayuda que yo podía ofrecer a los productores de cacao; necesitaba un esquema donde el cacao fuera un negocio en sí y se pudieran reinvertir las ganancias para capacitar a más productores y tener más impacto. Me hizo mucho sentido el esquema de negocios sociales, que son negocios autosustentables que tienen un objetivo social. En ese momento dije: ¡esto es!”

A partir de esa experiencia en Viena, pensó en México como sede para llevar a cabo la Cumbre Mundial de Negocios Sociales (Global Social Business Summit) con el objetivo de contribuir a erradicar la pobreza en el país a través de este modelo. “México cuenta con las condiciones necesarias para detonar este tipo de negocios, existe mucha pobreza y también hay muchos empresarios exitosos que quieren que México y su gente progrese”. Empezó a trabajar para que este sueño se cumpliera. Debía recaudar importantes sumas de dinero y conjuntar al gobierno y a las empresas. “Toqué varias puertas hasta que la primera empresa se sumó al proyecto; después de eso, el movimiento empezó a tomar auge con varias empresas, fundaciones, entes educativos y organismos gubernamentales, como el INADEM que se sumaron en México y en el extranjero”.

Además de co-organizar la Cumbre Mundial de Negocios Sociales 2014 de forma exitosa, colaboró en la creación de un reporte de iniciativas de política pública[1] para impulsar el emprendimiento social en México en conjunto con EY y el Instituto Nacional del Emprendedor. A partir de ello se ha logrado impulsar los negocios sociales desde varias plataformas como universidades, incubadoras, y se han detonado ya varios negocios y empresas sociales en el país, entre ellos, el negocio social de Daniela y su socio Daniel Gomez.

A sus 29 años fundó la primer consultoría de negocios sociales en México que ofrece servicios de consultoría al sector privado, sector público y ONGs que quieren iniciar, implementar y ejecutar un negocio social para contribuir al desarrollo sostenible y a la erradicación de la pobreza en México. Ha dado, en tan sólo un año, consultoría a 15 negocios. Viajó a Bangladesh, en donde se capacitó junto con el equipo del Yunus Centre para desarrollar negocios sociales y buscar replicar y adaptar casos de éxito.

Emprendió junto con su socio y un grupo de inversionistas su propio negocio social dedicado a la fabricación de lentes a bajo costo de buena calidad para contribuir a mejorar la salud visual de los mexicanos en comunidades marginadas y de escasos recursos. A la fecha van más de 6 mil personas beneficiadas. Con el dinero que se recauda, se invierte para hacer nuevas campañas, cubrir costos operativos y reinvertir en el mismo negocio para replicar el modelo en todo el país.

Colaboró en el libro “Empresas Sociales: Construyendo Juntos El México del Futuro” que se publicará este año. “Estoy convencida de que siempre se puede hacer algo por los demás. En la medida en que cada uno lleve a cabo una acción social, vamos a poder transformar el mundo en el que vivimos por un mundo donde haya paz”.

Más información: www.sbcf.mx

[1] http://www.ey.com/Publication/vwLUAssets/ey-emprendimiento-social/$FILE/ey-emprendimiento-social.pdf.

Foto por: @la_mayte

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.