Conoce a Jacqueline

26 August 2016

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.
 

Cercana a la naturaleza

"Es importante animarse a dar el primer paso y mostrarle al mundo lo que estás haciendo"

Jacqueline Cordero usó todo el conocimiento que tenía como diseñadora para crear un negocio fresco y juvenil. Así nació Flores Para Mí, un emprendimiento dedicado a armar arreglos florales y enviarlos por “bicimensajería”.

Jacqueline es diseñadora, trabajó muchos años en publicidad y después en cultura. Siempre le gustó la naturaleza: sus colores, olores y su diversidad.

A pesar de disfrutar mucho de su trabajo, llegó un momento en su vida donde se sintió cansada de pasar muchas horas frente a la pantalla de la computadora. Se dio cuenta de que había llegado el momento de un cambio.

Decidió entonces plasmar en un emprendimiento todo su conocimiento de diseño; su afinidad con la naturaleza la llevó a elegir trabajar con flores.

“No tenía idea cómo hacerlo, simplemente era algo que me gustaba”, cuenta.

Empezó a diseñar un modelo de negocios y quería que Flores Para Mí fuera un proyecto muy humano, donde tuviera la posibilidad de generar un contacto cercano con las personas.

Jacqueline hizo toda la planeación de su emprendimiento sola: pensó cómo iba a funcionar el negocio, la mecánica y la estética. Además, se dio el tiempo de conocer y familiarizarse con las flores y sus cuidados.

“No quería que fuera algo cursi, mi idea era crear un negocio fresco y para jóvenes. Algo que la gente quisiera regalar y recibir”, dice.

Cuando la idea tomó forma, se dio cuenta de que la mejor manera de hacer la entrega de los ramos era en bicicleta. “En México hay un grave problema en términos de movilidad, por eso elegí la bicicleta como medio de entrega”, explica.

Remitirse a la experiencia

Flores Para Mí no es el primer negocio de Jacqueline, hace algunos años vendía ropa online y fue entonces cuando se dio cuenta de que la gente confiaba en las relaciones en línea.

“Me compraban tiendas en otros estados y me pagaban confiando plenamente en que yo les iba a mandar las cosas. Esto me sirvió para darme cuenta de que los negocios en línea funcionan”, dice Jacqueline.

Su experiencia con negocios en línea la llevó a tomar la decisión de vender sus ramos a través de una Página de Facebook y de una tienda virtual exclusivamente. Jacqueline remite a sus clientes a Facebook para que el contacto con ellos sea cercano y amigable.

“Mandar flores es algo muy personal, se necesita ese contacto de decirle al cliente cómo viene el proceso. Flores Para Mí es un negocio que cuida la atención a sus clientes y se da el tiempo de conocerlos para darles el mejor servicio posible”, afirma.

El mayor desafío de Jacqueline en su camino de convertirse en una mujer emprendedora fue tomar la decisión de empezar y de lidiar con las complejidades de tener un emprendimiento propio.

“Cuando decides poner en marcha un emprendimiento, trabajas muchas más horas, te partes la cabeza, pero al final es algo que verdaderamente estás disfrutando”, dice.

En la actualidad, Jacqueline tiene su propio negocio sustentable que le permite hacer lo que verdaderamente le gusta. Trabajar con flores es algo que ama profundamente, ya que encuentra una forma de sentirse cercana a la naturaleza y de canalizar su ojo estético.

“Para tener un emprendimiento propio es importante animarse a dar el primer paso y mostrarle al mundo lo que estás haciendo”.

Para conocer más acerca de Flores Para Mí visita su Página de Facebook.

Foto por: @la_mayte

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.