Conoce a Mayté

25 August 2016

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.
 

Retratos de terapias

"La perfección no está en lograr algo grande, más bien hacer cada cosa con grandeza"

Mayté es una jóven psicóloga de profesión, amante de la fotografía e impulsora de la salud mental para personas sordas.

Mientras estudiaba la escuela, Mayté animaba fiestas infantiles en su tiempo libre. En algunos eventos fue testigo de escenas de discriminación infantil y esas experiencias la motivaron a ser un agente de cambio en contra de la discriminación y le llenaron el corazón de ánimo por servir a niños con diferentes discapacidades. Poco tiempo después, se encontraría estudiando la carrera de Psicología.

Al momento de hacer sus prácticas profesionales, aplicó a un puesto donde pudiera dar un servicio con base en sus aprendizajes de Psicología, pero le tocó un puesto administrativo. Sin darse por vencida, buscó la manera de dar terapias en sus tiempos libres y para ello compitió por la presea Irene Robledo para reahabilitar el lugar de terapias y después de un proceso complicado su proyecto con impacto social fue el ganador. “Con ello, me di cuenta de que podría lograr lo que me propusiera”, afirma Mayté.

Con el afán de ser psicóloga del DIF, institución gubernamental de asistencia social, trabajó como voluntaria por un año, esperando que se abriera una plaza para ella. Al ver que eso no sucedía en el plazo que ella esperaba, entró a dar clases a niños con discapacidad en un colegio regular. Finalmente la llamaron del DIF para anunciarle que una plaza se había abierto. Desde entonces, es terapeuta para habilidades de la vida diaria para niños con Síndrome de Down en el DIF Jalisco.

Dentro de su trabajo, pidieron a todo el personal tomar una capacitación de lengua de señas. Ella continuó estudiando y perfeccionándose por 4 años, para así poder dar atención a personas sordas. “Yo tenía mi consultorio particular donde atendía por las tardes, y casualmente llegó una paciente sorda cuando yo llevaba solo 7 meses estudiando la lengua de señas. Me di cuenta de lo importante que es y yo era la única psicóloga que sabía comunicarse de esa manera en todo Guadalajara”. Al ver esta necesidad, Mayté decidió impartir el curso a más compañeros de su trabajo, además de dar terapia sin costo alguno para jóvenes-adultos sordos de una Asociación Civil.

Como una pasión siempre presente, es fotógrafa autodidacta. Empezó cuando su mamá le regaló su primera cámara digital. “Me gustaba mucho captar expresiones espontáneas de la gente y mis horizontes comenzaron a expandirse cuando me casé, ya que a mi esposo le gusta viajar mucho, y fue así como comencé a capturar imágenes de lugares mexicanos, escenas y momentos excepcionales”. Sus fotos vienen impregnadas de un mensaje de inclusión e igualdad que comparte con su seguidores por Instagram, plataforma que encontró para desarrollar su creatividad. Hoy tiene más de 124 mil seguidores de todo el mundo y se mantiene activa expresándose a sí misma y su causa a través de fotografías y reuniendo a otros como ella en los Instameet que organiza anualmente.

“No importa si somos hombres o mujeres; lo que importa es que actuemos siempre con pasión y respeto. Hay que incluir siempre a los grupos vulnerables. Los adultos de la tercera edad y los niños son de todos. Es responsabilidad de todos velar por su bienestar desde nuestra trinchera”.

Más información en Facebook e Instagram

 

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.

Conoce a Mayté

25 August 2016

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.
 

Retratos de terapias

"La perfección no está en lograr algo grande, más bien hacer cada cosa con grandeza"

Mayté es una jóven psicóloga de profesión, amante de la fotografía e impulsora de la salud mental para personas sordas.

Mientras estudiaba la escuela, Mayté animaba fiestas infantiles en su tiempo libre. En algunos eventos fue testigo de escenas de discriminación infantil y esas experiencias la motivaron a ser un agente de cambio en contra de la discriminación y le llenaron el corazón de ánimo por servir a niños con diferentes discapacidades. Poco tiempo después, se encontraría estudiando la carrera de Psicología.

Al momento de hacer sus prácticas profesionales, aplicó a un puesto donde pudiera dar un servicio con base en sus aprendizajes de Psicología, pero le tocó un puesto administrativo. Sin darse por vencida, buscó la manera de dar terapias en sus tiempos libres y para ello compitió por la presea Irene Robledo para reahabilitar el lugar de terapias y después de un proceso complicado su proyecto con impacto social fue el ganador. “Con ello, me di cuenta de que podría lograr lo que me propusiera”, afirma Mayté.

Con el afán de ser psicóloga del DIF, institución gubernamental de asistencia social, trabajó como voluntaria por un año, esperando que se abriera una plaza para ella. Al ver que eso no sucedía en el plazo que ella esperaba, entró a dar clases a niños con discapacidad en un colegio regular. Finalmente la llamaron del DIF para anunciarle que una plaza se había abierto. Desde entonces, es terapeuta para habilidades de la vida diaria para niños con Síndrome de Down en el DIF Jalisco.

Dentro de su trabajo, pidieron a todo el personal tomar una capacitación de lengua de señas. Ella continuó estudiando y perfeccionándose por 4 años, para así poder dar atención a personas sordas. “Yo tenía mi consultorio particular donde atendía por las tardes, y casualmente llegó una paciente sorda cuando yo llevaba solo 7 meses estudiando la lengua de señas. Me di cuenta de lo importante que es y yo era la única psicóloga que sabía comunicarse de esa manera en todo Guadalajara”. Al ver esta necesidad, Mayté decidió impartir el curso a más compañeros de su trabajo, además de dar terapia sin costo alguno para jóvenes-adultos sordos de una Asociación Civil.

Como una pasión siempre presente, es fotógrafa autodidacta. Empezó cuando su mamá le regaló su primera cámara digital. “Me gustaba mucho captar expresiones espontáneas de la gente y mis horizontes comenzaron a expandirse cuando me casé, ya que a mi esposo le gusta viajar mucho, y fue así como comencé a capturar imágenes de lugares mexicanos, escenas y momentos excepcionales”. Sus fotos vienen impregnadas de un mensaje de inclusión e igualdad que comparte con su seguidores por Instagram, plataforma que encontró para desarrollar su creatividad. Hoy tiene más de 124 mil seguidores de todo el mundo y se mantiene activa expresándose a sí misma y su causa a través de fotografías y reuniendo a otros como ella en los Instameet que organiza anualmente.

“No importa si somos hombres o mujeres; lo que importa es que actuemos siempre con pasión y respeto. Hay que incluir siempre a los grupos vulnerables. Los adultos de la tercera edad y los niños son de todos. Es responsabilidad de todos velar por su bienestar desde nuestra trinchera”.

Más información en Facebook e Instagram

 

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.