Conoce a Paola

08 September 2016

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.
 

Amor por la vocación

"Cuando hay confianza y amor, el trabajo se disfruta y uno se siente orgulloso de sí mismo"

Paola Cid es una maquilladora y cosmetóloga profesional que siempre sintió una fuerte vocación y amor por su trabajo. En la actualidad, es reconocida en el rubro y su nombre es una marca consolidada en el mercado uruguayo.

El diccionario define a la palabra vocación como el interés y la inspiración que una persona siente en su interior para dedicarse a una determinada forma de vida o a un determinado trabajo. Esta palabra también define con exactitud la experiencia de Paola, quien desde que hizo su primer curso de maquillaje a los 15 años, supo qué era lo que quería hacer de su vida.

Cuando llegó el momento de elegir una carrera universitaria, habló con su familia sobre su deseo de convertirse en una maquilladora profesional. Sin embargo, no tuvo el apoyo suficiente y, en lugar de ir contra lo que le aconsejaban, prefirió estudiar diseño de moda.

Paola terminó su carrera, pero no quería conformarse con un título y una profesión que no la hacían verdaderamente feliz. Algo en su interior le gritaba que tenía que seguir su impulso y volcarse al maquillaje.

“Me motivó el sentimiento de querer ser más, quería hacer algo que me diera felicidad. Quería llegar a mi casa y sentirme plena”, cuenta.

Decidió entonces realizar varios cursos y viajó a Buenos Aires para estudiar maquillaje. Esta experiencia le brindaría las herramientas necesarias para poder iniciar su propio negocio.

“Me enfrenté a una ciudad que es una jungla de tendencias, estilos y productos. Aprendí a desenvolverme como maquilladora en un país mucho más demandante, donde las clientas saben lo que quieren y hay que aprender a escucharlas”, cuenta.

La experiencia fuera de su país le dio a Paola la convicción de empezar su propio negocio. Sin embargo, con tan solo 20 años, le fue difícil ser aceptada por ser una maquilladora tan joven.

“Al principio fue complicado porque no tenía un nombre en el mercado. Tuve que construirlo muy de a poco. Siempre brindé un servicio de excelente calidad, y eso me ayudó a ser recomendada”, dice Paola.

Con mucho esfuerzo, constancia y dedicación fue construyendo su reputación y poco a poco empezó a tener cada vez más trabajo. Siempre le puso todo su corazón y entusiasmo a su profesión; así se ganó la confianza de todas sus clientas.

Paola quería dar a conocer sus servicios y crecer como empresa posicionándose en el mercado como una marca joven, innovadora y actual. Asimismo, buscaba aumentar su cartera de clientes y lograr fidelización de marca. Para lograrlo, contrató una diseñadora gráfica para crear imágenes de alta calidad que transmitieran fielmente los resultados después de una sesión de maquillaje y las usó para anunciar en Facebook e Instagram. No solo logró crecer como empresa, sino que también consiguió duplicar sus ventas en un año.

En la actualidad, Paola Cid no es solo un nombre, es una marca consolidada en el mercado uruguayo que planea seguir creciendo.

“Tener un negocio propio no es fácil. Requiere rigor, constancia y sobre todo aprender de los errores. Pero cuando hay confianza y amor, el trabajo se disfruta y uno se siente orgulloso de sí mismo”.

Para conocer más acerca de Paola Cid Maquillaje visita su Página de Facebook.

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.