Conoce a Rocío

23 March 2017

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.
 

Hacer para dar

"Si quiero generar un cambio, un verdadero impacto social, lo que hago tiene que ser rentable y masivo"

Con una visión que integra lo comercial, lo social y lo lindo, Rocío González dirige Daravi, una fábrica que produce distintos objetos de diseño a partir de descartes y es fuente de trabajo para mujeres de comunidades vulnerables.

Su espíritu emprendedor la llevó a experimentar con botones de descarte y diseño de productos en resina cuando terminaba de estudiar arquitectura. Esa inquietud se transformó en Greca, su primer emprendimiento: una empresa de diseño sustentable que hace productos a partir de basura. Con Greca, Rocío inició un camino que la llevó a presentarse en medios, ferias y premios mientras aprovechaba cada oportunidad para capacitarse en lo que ella sentía que le faltaba. “Greca tuvo sus altibajos, pero tenés que seguir para adelante si crees en tu idea”, asegura la joven argentina. Y hablando con ella no quedan dudas sobre cuánto cree y trabaja por su idea. Greca se certificó como empresa B, y sigue funcionando hasta el día de hoy.

El tono de Rocío es contagioso. Es optimista y es apasionada sobre lo que hace. ¿De dónde surge eso? “Hay un millón de cosas que no fueron, y es un ejercicio diario enfocarme en los logros”. Ella identifica como clave el momento en el que participó de un programa de mentoreo de Voces Vitales Argentina, en el que sus mentoras la ayudaron a ver que ella era capaz: “Empecé a pensar en grande y empecé a verme a mí de otra manera. Me di cuenta que tenía potencial y cambié muchas cosas de mi empresa”. Asegura que ese momento clave en el que escuchó a alguien más decirle que era capaz “de esto y mucho más”, cambió de perspectiva.

Daravi, hacer para dar

Elegida por su trabajo para participar de un programa de Columbia University (Estados Unidos), Rocío viajó acompañada de su socia Lorena Núñez y continuó con su camino de profesionalización. Daravi fue el proyecto final que crearon para esa capacitación de 13 meses.

Dharavi, la ciudad en India, abrió los ojos de Rocío en un viaje que hizo. “Vi otro mundo, otra gente que se relacionaba con el trabajo de otra forma”. En Dharavi, el negocio desde la recolección de los residuos en las calles hasta la fabricación de productos reciclados finales, mueve millones. Esto le permitió a Rocío empezar a pensar en escala, y despertó su idea de tener impacto social real y llegar a más gente. “Si quiero que genere un cambio, mi idea tiene que ser rentable, tiene que tener valor de inversión”. Así lo entendieron las socias y comenzaron a trabajar.

Daravi, la fábrica en Argentina, le dio la oportunidad a Rocío de enfocarse en lo que quiere: hacer para dar. Allí se realizan productos a partir de descartes con el fin último de dar trabajo sustentable, principalmente enfocado en mujeres que de otra forma no tienen la oportunidad de trabajar. En las comunidades que se encuentran al lado de Daravi viven muchas mujeres que no pueden trabajar porque tienen hijos y no tienen con quién dejarlos, o que trabajan para poder pagarle a alguien para que cuide a sus hijos. “El trabajo con descartes textiles de Daravi nos permite darle trabajo a cualquier mujer que sepa coser normalmente, sin ninguna capacitación particular. De esta manera, pueden tener un ingreso estable llevando el trabajo a su casa”, cuenta Rocío.

Con un enfoque crítico, y la intención de vender en masa productos que sean lindos, Rocío dirige la empresa con el sueño de generar trabajo para cada vez más personas y replicar el modelo en otros lugares. “Siempre me imaginé con algo sustentable y relacionado con la ecología; lo social siempre fue una inquietud”, reflexiona.

“Me hace muy feliz hacer esto todos los días; es muy gratificante cuando vienen las chicas al taller y yo puedo darles trabajo”. La historia de una chica que tiene claro lo que quiere, a dónde quiere llegar y sabe que es capaz de hacerlo.

Para conocer más acerca de Daravi, visita su Página

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.