Conoce a Sandra

08 September 2016

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.
 

Pasiones que trascienden

"Aunque mi cuerpo sea una oruga, mi ser es una mariposa"

Sandra es una joven mexicana de 29 años con parálisis cerebral. Desde los 7 años de edad ha representado a México ante UNICEF y otros organismos de la ONU y se ha desarrollado como conferencista internacional promoviendo la paz, los derechos humanos y la superación personal. Estudió cine y fundó su productora llamada “Rodando Producciones” donde continúa con la difusión de temas sociales.

Nació a los 6 meses de gestación, adquiriendo parálisis cerebral tras faltarle el oxígeno durante su nacimiento. Es la mayor de 3 hermanas. Su familia nunca vio sus circunstancias como algo diferente. Ella participaba de igual manera en todas las actividades. “Haber crecido en una familia incluyente formó mi carácter, siempre me trataron como a cualquier otro”. Siempre asistió a escuelas regulares.

Desde los 7 años participaba en actividades extracurriculares y una de ellas era de periodismo infantil con el Instituto Cultural Helénico. Un día, llegó al taller gente de UNICEF buscando a niños y niñas que les interesara ser voceros de las elecciones infantiles de 1997. “Tuve la suerte de que me invitaran a participar con ellos. Fue impactante cuando me entero de qué es la ONU, qué son los derechos, cómo están las cosas en mi país, pero también me di cuenta a muy temprana edad que a mí no me falta nada”.

Desde entonces, ha representado a México con UNICEF y otras agencias de la ONU. Participaba en la promoción de derechos humanos, sus estudios y otras actividades extracurriculares. “En la escuela me permitieron seguir participando y estar ausente de repente. Nunca fue un problema y no tuve dificultad para estar al corriente con las clases. Tuve una vida escolar común y corriente. Nunca sentí discriminación por parte de mis compañeros o mi familia”.

A los 18 años, la invitaron a pertenecer al Consejo Consultivo de UNICEF México, formado por empresarios, políticos y artistas que aconsejan a UNICEF en su labor. Hasta la fecha, se mantiene activa por su vocación a fomentar los derechos humanos, y participó en el proceso de desarrollo de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Cuando estaba predispuesta a estudiar Relaciones Internaciones y ser diplomática en la ONU, apareció su segundo gran amor por algo: el cine. Y es así como dio un giro a su pasión por los Derechos Humanos. “Si queremos generar realmente un cambio, tenemos que ir más allá de las organizaciones, de la burocracia, de los organismos internacionales; tenemos que llevar los mensajes y las causas sociales a la gente, que son quienes pueden hacer verdaderamente un cambio social”, dice. Y reflexiona: “Es aquí donde vi que el cine juega un papel muy importante pues todos conocen el cine. Dedicarme al cine no era dejar una cosa por otra, sino que era hacer mi causa más masiva imprimiéndole este enfoque social”.

Se encontró con la sorpresa de que todo lo que no fue discriminada a lo largo de su infancia, lo fue en la universidad y se vio obligada a salir a los dos años. Sin embargo, nunca dejó su pasión de lado y continuó tomando diversos talleres de cine. Finalmente, entró a la escuela de cine Golem a una formación profesional, donde le revalidaron lo que ya llevaba estudiado.

En 2010, fundó una productora con un amigo que conoció en la adolescencia y quien es hoy su socio. Rodando Producciones México A.C. es una asociación civil que produce proyectos con enfoque social. “Trabajo para que todos los seres humanos tengamos una mejor calidad de vida y seamos valorados por lo que somos, sin importar las circunstancias. Quiero que todos los seres humanos tengamos las mismas oportunidades e igualdad de condiciones”, afirma Sandra.

Su corto de tesis sobre trata de personas fue el primer proyecto de Rodando Producciones y en los 6 años que lleva ha hecho otros cortos y documentales. Actualmente está trabajando como guionista y directora de su primera película llamada Más Allá de las Apariencias, que surge a raíz de una crisis personal donde descubrió que “todos tenemos la misma necesidad de ser aceptados por lo que somos más allá de las apariencias. Lo importante es la persona y tenemos la necesidad de ser aceptados y amados por quienes somos. Mi discapacidad nunca me ha definido. Soy especialista en romper los esquemas que todos han tenido de mí”.

Actualmente, Sandra dirige cine, está incursionando en teatro como directora y está produciendo un proyecto de un grupo musical con causa social y mensaje de inclusión. También es conferencista y continúa siendo parte de la ONU en México.

Para conocer más acerca deRodando Producciones visita su Página de Facebook y http://rodandoproducciones.com.mx/

Foto por: @la_mayte

Tell us your story

Thanks for the story. Something is wrong. Try again later.