Cecilia Bolado
México

Conoce a Cecilia

Acento rarámuri
Cecilia Bolado
México
Así como las águilas, quiero que las rarámuris vuelen.

Cecilia Bolado Torres comenzó su emprendimiento después de un desafortunado accidente que la dejó parcialmente inmovilizada y le impedía salir de su casa. Este infortunio se convirtió en un motor para recorrer su camino hacia la formación de una cooperativa que actualmente cuenta con 15 trabajadoras y es Premio de Calidad en Chihuahua.

Inspirada por dos jóvenes pertenecientes a la cultura milenaria de los rarámuris que vivían con ella y con quien muy poco se entendía por la diferencia entre el español y la lengua nativa de esta etnia del norte de Chihuahua, decidió enseñarles a leer para brindarles una herramienta con la cual defenderse cuando ella no estuviera y volviera a su trabajo después del periodo de recuperación. Con el paso del tiempo y la estrecha relación establecida con las jóvenes, empezó a interesarse en su artesanía y en su vestimenta tan atractiva. Este estilo llamativo y de colores contrastantes le fascinaba. Por ello, empezó a investigar cómo podría fusionar la artesanía rarámuri y las tendencias de moda.

Después de un arduo tiempo de reposo y recuperación del accidente que sufrió, Cecilia pensó en reincorporarse a su trabajo. Sin embargo, se dio cuenta que podría empezar a confeccionar y comercializar capas coloridas para el frío invierno de Chihuahua y al mismo tiempo, beneficiar a la comunidad rarámuri. En este momento nació Kusá, que en lengua rarámuri significa Águila.

Moda artesanal y de tendencia en el norte de Chihuahua

Con un taller de costura casero y buscando tendencias de moda, Cecilia y su nuevo equipo, María, Rosalía y Verónica Chávez Vázquez, empezaron a confeccionar prendas estilo rarámuri con un toque moderno. Kusá tuvo un crecimiento notorio desde el principio. Las ventas realizadas entre conocidos y amigos permitieron crear su primer taller e incentivaron a Cecilia a participar en numerosos bazares. “Las personas nos preguntaban en cada bazar dónde podían ubicarnos, y como no teníamos tienda física abrí una fan page de Facebook en aquel momento” menciona Cecilia.

En uno de los bazares en los cuales participaron en sus inicios, Cecilia decidió elaborar una gran cantidad de mercancía, sin embargo, el clima jugó en su contra y se tuvo que suspender este evento. Este infortunio descapitalizó a Cecilia, quien había invertido todo su dinero en la producción de 60 piezas.

Solución en familia ante los retos

“Ante la angustia que esta situación me generó, mi hija me ayudó a crear un evento a través de la página de Facebook. Lo planeamos para hacerlo un fin de semana y en la tarde de ese mismo sábado ya lo habíamos vendido todo” recuerda Cecilia. “Asistieron tanto nuestros amigos como muchos desconocidos que llegaron a nosotras a través de la fan page”.

Las personas que no pudieron adquirir sus diseños ese fin de semana, pero que ya conocían la interesante propuesta de Kusá, solicitaron a través de la página de Facebook piezas confeccionadas a la medida. En menos de seis meses, esta modalidad de compra y venta les permitió ampliar el negocio y cambiar el taller por una casa. Además, expandieron la distribución de sus diseños a toda la República Mexicana mediante la contratación de servicios de logística.

“Kusá en lengua rarámuri significa águila, y quiero que las rarámuris vuelen”

Desde sus inicios, Kusá tuvo el objetivo de crear un impacto positivo para las jóvenes rarámuris y beneficiar a esta comunidad. Gracias al éxito alcanzado por el trabajo duro, Cecilia se encarga no sólo de brindar un buen salario a su equipo sino también educación, ya que todas las colaboradoras están cursando la primaria en el taller.  “Con el uso de estas herramientas de Facebook he podido dar empleo a 15 mujeres, 13 de ellas rarámuris. Esta página ha sido mi principal aliado ya que el 90% de las personas que llegan a nosotros y nos compran, lo hacen a través de nuestra fan page. He obtenido 100% de retorno de inversión por campaña” comenta Cecilia.

“Nuestro próximo paso es abrir la tienda en línea de Kusá”.

El exitoso camino recorrido en el emprendimiento de Kusá se ha traducido en la recepción de numerosas condecoraciones como el Premio a la Calidad en Chihuahua. “Así como su nombre lo indica, queremos que este proyecto llegue muy lejos. Incluso, ya nos han encargado un vestido de novia rarámuri desde Los Ángeles” resalta.

Si quieres conocer más sobre Cecilia y Kusá, puedes visitar su Página de Facebook.

Siguiente artículo